METODO MACKINDER

METODO  MACKINDER.

El método Mackinder favorece al autoaprendizaje del niño.  El material a utilizar permite llegar al conocimiento del sonido de cada letra, con independencia del maestro. Se procede de la siguiente manera:

En las paredes o en la pizarras e deben de colocar frisos con figuras cuyos nombres tienen como iniciales, las letras del alfabeto. El niño procede así:

Primera etapa.

1– toma una letra de la caja que contiene el alfabeto.                           

2– busca en el friso la que es igual.

3– pronuncia el nombre del objeto dibujado al lado de la letra, apoyando el primer sonido.

4– a continuación escribe la letra, la lleva a la maestra y la pronuncia.

Segunda etapa.

Cuando ha aprendido todos los sonidos, empieza la segunda etapa, que es la formación de palabras, usando este material: cincuenta cartones o tarjetas con el nombre del objeto en un lado y del otro lado el dibujo. El niño escribe la palabra y lleva el trabajo a la maestra para leerlo. Una serie graduada de estos cartones llevan al niño a dominar, en forma independiente, todas las dificultades de la lectura.

Pero el método Mackinder cuenta con la caja de cálculo en la cual le ayuda al niño a la mayor comprensión de las matemáticas. La caja Mackinder es un instrumento para enseñar las operaciones básicas, suma, resta, división y multiplicación, es una enseñanza individualizada aplicable especialmente con los párvulos, primaria y básica.

Un ejemplo de caja Mackinder.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: